“250 muertos en dos días” en Guta Oriental

Después de dos días de intensos bombardeos por las fuerzas leales al gobierno de Bashar al Asad, al menos 250 personas murieron, entre ellos más de 50 niños, y más de 1.200 resultaron heridas, según un informe del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo de monitoreo con sede en Reino Unido.

La cifra de víctimas no se ha corroborado de forma independiente, aunque la ONU advirtió este martes que la situación allí es “una espiral fuera de control” y pidió a los dos bandos un alto al fuego para socorrer a los heridos.

Las imágenes que transmiten los medios dan cuenta de la actual situación: cadáveres de niños envueltos en bolsas, mujeres ensangrentadas, escombros y mucho llanto son la evidencia de la peor incursión aérea en esta zona desde 2013, cuando al menos 1.200 personas murieron por un ataque con armas químicas.

Y hace parte de una ofensiva que iniciaron las fuerzas dea principios de este año para retomar el control de la zona, en medio del conflicto interno que ya alcanza su séptimo año.

El ejército sirio no ha comentado los informes sobre las muertes, aunque anunció que llevó a cabo “ataques de precisión” en las áreas desde donde se lanzaron los proyectiles.

Un vocero de la ONU informó que al menos seis hospitales habían sido bombardeados también en el área entre lunes y este martes.